Guía de seguridad en Internet: Privacidad en redes sociales

Cómo evitar los peligros de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una parte tan omnipresente de la vida moderna; que es casi imposible escapar de las constantes actualizaciones de estado, tweets y selfies. Ya sea que las ames, las odies, las uses constantemente o las revises de vez en cuando, es importante evitar errores comunes que podrían comprometer tu seguridad en línea. 

Navegar por las redes sociales es como cualquier otra situación social, hay algunas cosas que se deben y no se deben hacer, pero tu principal objetivo debe ser siempre mantenerte a salvo.

Lo básico

Hay dos cosas que la gente publica con frecuencia, que pueden comprometer la seguridad:

Tu fecha de nacimiento

Esta es una información clave que se puede aprovechar para el robo de identidad. Deja tu fecha de nacimiento fuera de Facebook y otros sitios. Si haces una publicación de celebración de cumpleaños, evita compartir tu edad o el año en que naciste.

Tu fecha de nacimiento es una pregunta de seguridad común para obtener ayuda con las contraseñas. También es una combinación común que la gente usa para los pines y contraseñas de sus tarjetas de crédito. Si un pirata informático averigua tu cumpleaños, puede ponerte en una situación complicada.

Incluso, tu cumpleaños puede ayudar a los delincuentes a averiguar tu número de seguro social. Hasta 2011, los números de seguridad social estaban vinculados al lugar de nacimiento. Si alguien averiguara cuándo y dónde naciste, podría estar más cerca de averiguar tu número de seguro social. 

Tu ubicación

Compartir tu ubicación parece algo irrelevante por lo que preocuparse, pero si los piratas informáticos saben donde estás, la seguridad tuya y de tu hogar están en riesgo. Los delincuentes sabrán dónde estás, pero lo más importante es que sabrán dónde no estás.

Hablar de tus planes de vacaciones o publicar un montón de fotos de viajes mientras no estás, es una manera rápida y fácil de hacerles saber a los ladrones que no estás en casa y que tu casa puede estar vacía por un tiempo. No dejes que te pase como en Mi Pobre Angelito; espera hasta que regreses a casa para compartir tus fotos e historias de tu viaje.

Las geoetiquetas en las fotos son otra forma de que todos sepan exactamente dónde te encuentras. La mayoría de los teléfonos inteligentes etiquetan automáticamente tus fotos. Incluso cuando etiquetas a otras personas, pones en riesgo la seguridad de tus amigos. 

Verifica la configuración de tu teléfono y desactiva el GPS de la cámara. Ten cuidado con quienes te siguen. Si es necesario, elimina las fotos etiquetadas que compartan tu ubicación actual. 

Lo obvio

Considera hacer que todas tus cuentas de redes sociales sean privadas, si aún no lo son. No evitará todas las amenazas posibles, pero puede disminuir significativamente la posibilidad de que tu información caiga en manos equivocadas. La forma más fácil de abordar los problemas de seguridad es mantener tus cuentas fuera de la vista pública y manejar tu lista de amigos con precaución.

Si mantener tu cuenta privada entra en conflicto con tu trabajo o estilo de vida, considera la posibilidad de crear dos cuentas separadas: una personal y otra pública. Tu cuenta personal puede mantener a todos tus amigos y familiares más cercanos al día sobre tu vida, mientras que tu cuenta pública permite compartir con una comunidad más grande y menos conocida.

Lo no tan obvio

Etiqueta en línea

Todo el mundo tiene un nivel de comodidad diferente cuando se trata de compartir cosas en línea. Practica la buena etiqueta en las redes sociales y asegúrate de tener permiso antes de publicar una foto de alguien. Esto también aplica para los niños. La privacidad de los niños , en particular, es algo a considerar a medida que nuestro mundo se vuelve cada vez más digital y nuestras interacciones en internet son más frecuentes. Conoce los controles parentales que te ofrece el  Internet de AT&T.

Los impostores

Las estafas tipo phishing están siempre presentes en Internet y las redes sociales no son una excepción. Estas amenazas pueden ser especialmente difíciles de detectar, ya que están diseñadas para parecer un perfil normal, con un nombre de usuario y una foto para darle autenticidad. 

Las cuentas falsas son actualmente una de las formas de fraude más populares. Los estafadores se hacen pasar por un perfil de servicio al cliente para que bancos y empresas soliciten tu información personal. Nunca debes compartir información financiera o detalles de la cuenta en redes sociales. Comunicate directamente con la empresa si tienes alguna sospecha sobre su servicio de atención al cliente en línea.

En caso de emergencia

Tu primera defensa contra los piratas informáticos es una contraseña segura, así que asegúrate de utilizar contraseñas variadas y complejas para cada cuenta. Si aun así, experimentas la desgracia de ser hackeado, es importante que actúes de inmediato¹.

  • Notifica al centro de ayuda 
    • Facebook
    • Twitter
    • Instagram
    • Snapchat
  • Cambia tus contraseñas en todas tus cuentas (no solo en la que fue hackeada)
  • Por precaución, vigila la actividad de tu cuenta bancaria durante las próximas semanas
  • Informa a los miembros de tu red social que has sido pirateado para que no interactúen con ningún mensaje desde la cuenta robada.

No seas tu peor enemigo

¡El mayor peligro en las redes sociales podemos ser nosotros mismos! No olvides que una vez que compartes algo en Internet, estará disponible para siempre. 

No debes publicar nada que no quieras que vea tu familia o tu empleador. Antes de compartir algo, evalúa la relevancia y considera si resistirá la prueba del tiempo.

Para obtener más consejos sobre seguridad en línea, consulta estos artículos relacionados:

  • Controles parentales
  • Compras en línea seguras

___________

¹https: //www.goodcall.com/news/social-media-09728

This site is a U.S. Consumer site. You can learn more about our site and privacy policy here.